Los mitos de los alimentos diet

Los mitos de los alimentos diet se fundan en que la mayoría de las veces al leer esta palabra nos hace pensar en que estaremos comprando un alimento que nos asegura menos calorías. Pero este concepto a veces es erróneo porque por ejemplo con respecto a las galletas de salvado tan recomendadas para las dietas no tiene nada que ver con que sean Light o diet y en consecuencia cuenten con menos calorías porque para elaborarlas se utiliza mayor cantidad de grasa pero su aporte beneficioso reside en que son ricas en fibras y por ende nos darán mayor saciedad.

El azúcar Light no es otra cosa que el edulcorante. Todos sabemos que cualquier edulcorante va a endulzar mucho más que el azúcar y por ende se necesita menos cantidad de cucharaditas para endulzar cualquier infusión, solo que el individuo debe ser conciente que ya no le tendrá que colocar la misma cantidad como lo venía haciendo con el azúcar porque en lugar de dos, solo una o media de edulcorante será suficiente.

El dulce de leche Light si bien carece de grasa, tiene calorías aunque menos que el dulce de leche común pero solo cinco calorías menos. Entonces si comemos dulce de leche Light no lo debemos hacer indiscriminadamente ya que como podemos ver solo estaremos consumiendo cinco calorías menos por cada cucharada.
Por último en cuanto al queso port salut, a veces con solo ver que el envase sea verde creemos que es suficiente para llevar un queso Light, pero habrá que leer que claramente el envase lleve impreso que se trata de un queso descremado o Light, de lo contrario tendría un 25% de grasa cuando lo mejor es que aporte solo un 12% de grasa.

Los mitos de los alimentos diet pueden ser muchos pero lo más importante es aprender a leer las etiquetas de cada producto cuando los sacamos de las góndolas del supermercado, solo es necesario leer y aprender un poco sobre la verdad de los alimentos diet o Light y en consecuencia elegir los que verdaderamente nos aportarán menos cantidad de calorías e ingerirlos adecuadamente.

Anuncios

Las propiedades medicinales de la manzanilla

Las propiedades de la manzanilla son de gran variedad pero antes de hablar de ellas podríamos conocer algo sobre su origen por ejemplo que se trata de una de una planta herbácea, erguida como un junco de tallo fino, con ramificaciones que terminan en flores con pétalos blancos. Se diseminan de forma fácil sin necesidad de cuidados extremos, pueden crecer en los jardines mayormente de los países europeos y asiáticos de climas frescos en general en los meses de abril y mayo.

Las flores de manzanilla se cosechan para uso medicinal, luego se procede a un proceso de secado en lugares sombríos y ventilados.
Los pueblos árabes usaban la manzanilla como aniinflamatorio para hacer masajes por su contenido de aceite esencial, pero también contiene azuleno, bisabolol, farseno, flaconas, glucósidos cumarínicos y sustancias activas como el apigenina y quecetol.

Las propiedades antiinflamatorias, desinfectantes, carminativas, diaforéticas, antiflogísticas, calmantes, antialérgicas, antiespasmódicas y antiinflamatorias de las vías respiratorias se encuentran concentradas en las flores.El té de manzanilla está indicado para casos diarréicos, como relajante y estados gripales, pero también se emplea para usos externos en forma de pomada o en baños.

Como puede verse, la manzanilla tiene amplias propiedades medicinales y como todo tratamiento natural y casero basado en este tipo de plantas es considerado inocuo para la salud pero vale aclarar que ante la menor duda siempre es conveniente recurrir a una consulta médica para asesorarnos sobre la posibilidad de ingerir un té de plantas medicinales, ya que previamente siempre es mejor saber con exactitud cual es el origen de la dolencia en cuestión para luego actuar según el diagnóstico médico.

De esta forma estaremos seguros de poder aprovechar todas las propiedades medicinales de la manzanilla y estar tranquilos de que hemos actuado concientemente en beneficio de nuestra salud usando el sentido común que no es otro que una visita a nuestro médico de confianza, porque es el único profesional idóneo que nos puede recetar y diagnosticar la causa y origen de nuestra enfermedad.

Las proteínas

Las proteínas como definición general se puede indicar que se trata de moléculas de tamaño grande compuestas por aminoácidos importantes para el organismo porque éste las necesita para su sistema celular, ya que a partir de 20 aminoácidos una célula puede elaborar una cantidad importante de proteínas de determinada función, siendo las más importantes las enzimas que son catalizadoras de reacciones químicas.

Las proteínas tienen funciones muy diversas como por ejemplo su función transportadora de hemoglobina, función estructural con la producción de colágeno y queratina, función defensiva con la producción de anticuerpos actuando contra infecciones y agentes externos dañinos al organismo, función reguladora en la secreción de la hormonas del crecimiento y de la insulina y regulan la actividad celular, función contráctil con la producción de miosina y actina permitiendo el acortamiento del músculo cuando se contrae y función enzimática con la producción de pepsina y sacarosa permitiendo las reacciones químicas.

La síntesis de las proteínas depende de la regulación de la codificación de los genes, porque se encuentran establecidas según la genética salvo los péptidos antimicrobianos cuya síntesis es no ribosomal.Las proteínas están formadas por oxígeno, nitrógeno, hidrógeno, azufre y carbono aunque puede haber variaciones en muchas de ellas en cuanto a la cantidad de nitrógeno.
La síntesis de las proteínas representa un proceso determinado por las indicaciones provenientes de los genes.

La naturaleza nos brinda una amplia variedad de alimentos ricos en proteínas para que podamos tener una dieta sana. Entre los alimentos ricos en proteínas se encuentran, solo por citar algunos de ellos la carne vacuna magra, la pechuga de pollo sin piel , la merluza, la clara de huevo, la leche desnatada, la merluza, los caracoles, legumbres como los garbanzos y las judías blancas, las morcilla, el cabrito, la carne de cerdo desgrasada, el fiambre de pavo y el atún.

La lista de alimentos con proteínas es mucho más larga pero los alimentos citados anteriormente son tal vez los más consumido tratándose en su mayoría de carnes, legumbres y huevos.
Para una
alimentación sana y equilibrada los alimentos proteicos deben ser acompañados con verduras en un mismo plato y luego como postre cualquier fruta de estación para tener una combinación de excelencia con proteínas, fibras y vitaminas.