La buena alimentación de la embarazada

De hecho esta buena alimentación significa la nutrición variada y racionada ya que es una etapa fisiológica en la que la alimentación es la herramienta principal para enfrentar posibles complicaciones como puede ser un parto prematuro o alteraciones del recién nacido como bajo peso al nacer o una pequeña talla.

El objetivo de la alimentación de la embarazada se orienta a cubrir las necesidades de nutrición de la mujer con la satisfacción de las exigencias del feto en cuanto a su crecimiento y a su vez se necesita preparar el organismo de la mujer para poder llegar al momento del parto en las mejores condiciones y además permitir y promover la lactancia en el futuro. También se debe tener cuidado con el aumento de peso durante el embarazo porque esta es una etapa anabólica en la cual se presenta la sintetización de los tejidos, por ejemplo las glándulas mamarias van a aumentar o el aumentarán los tejidos adiposos, como el aumento del útero además del desarrollo de la placenta y del feto.

Estos aumentos van a provocar un adicional aumento progresivo del peso corporal durante la gestación. Según estudios recientes se conoce que son necesarias 80000 calorías como requerimiento de la madre y del feto, proporcionada de forma específica en cada uno de los períodos del embarazo, ya que estos períodos se dividen entre los tres trimestres de gestación. Por supuesto que ochenta mil calorías no pueden ser distribuidas en un solo día, no cabe en la mente de nadie, por lo tanto hay que pensar en esta cantidad de calorías prorrateadas a lo largo de los nueve meses de embarazo con proporciones distintas durante los tres trimestres, los cuales son considerados como tres períodos fácilmente diferenciables del embarazo debido a sus síntomas y otras características.